Praderas de pastos marinos

 

 

Medina, J. (2018) Syringodium filiforme. Cayo Rockey Key. Isla de San Andres Noreste.

Universidad Pedagógica Nacional

Facultad de Ciencia y Tecnología

Departamento de Biología

Salida de campo Archipiélago de San Andrés

 

Robinson Damián Díaz, Alvaro Javier Cabezas, Carlos Daniel Pérez, Juan Felipe Cadena

Pastos Marinos en el archipiélago de San Andrés

 

Taxonómicamente no son pastos verdaderos. Son llamados así, debido a su similaridad morfológica con éstos y a su apariencia con los campos de césped cuando se desarrollan extensivamente. Otra característica que los hace parecidos es su dispersión por estolones. Su clasificación es estrictamente ecológica y la mayor parte de las especies pertenece a las familias Hydrocharitaceae y Cymodoceaceae.”

Imagen tomada de:  Barrios (2003).

Pastos Marinos en San Andrés

Según Angel y Polonia en Barrios et al (2003):

 “Las 400 hectáreas estimadas [..] corresponden entonces a zonas vegetadas por pastos con coberturas mayores al 30% y con un área superior a 100m2 .La mayor parte de dicha extensión se distribuye en el interior de la cuenca de la laguna arrecifal, al este y norte de la isla, prácticamente desde la línea de costa hasta una profundidad de 12m. (p.41)

Donde el sustrato dominante es  arenas con granos medio gruesos y en algunas especies como la Thalassia los rizomas se fijan sobre escombros coralinos.

En contraste con la salida realizada a la Isla de San Andrés el día 10 de mayo se pudo observar en el trayecto desde la playa hasta el cayo Rockey Key ubicado al noreste de la isla una población de Thalassia testudinum y Syringodium filiforme confirmando lo encontrado en teoría acerca del lugar donde se podría encontrar este ecosistema marino.

Tabla 1. Familias y géneros de pastos marinos encontradas en San Andrés.

Familia Genero Distribución
Hydrocharitaceae Thalassia Circumtropical
Cymodoceaceae

(Potamogetonaceae)

Syringodium Circumtropical, Australia, Chile

Nota: Tabla tomada de “Las Praderas de Pastos Marinos en Colombia.pdf”, 2003.

 

Requerimientos Ambientales

Como muchos organismos las praderas o pastos marinos, crecen y se desarrollan bajos unas condiciones ambientales muy específicas según su especie o distribución espacial.

Luz

Necesitan una incidencia de luz aproximadamente de 15 a 30 % en los géneros de Thalassia y Syringodium, además de esto se desarrollan en aguas poco turbias donde reciben mejor los rayos lumínicos.

Los campos de pastos marinos encontrados alrededor del cayo Rockey Key se encontraban a una profundidad de entre 1 metro (lo más cercanos a la playa) y hasta donde el grupo pudo observar también se encontraban a una profundidad aproximada de 4 metros en aguas no del todo cristalinas pero donde sí había buena incidencia de luz. Así mismo, el grupo identificó un problema y es que al ingresar tantas personas a este cayo que también es sitio turístico, se genera mayor turbidez en el agua, estrés y rotura de las hojas por parte de las especies de pastos marinos.

Temperatura

La Thalassia testudinum, Syringodium filiforme prefieren temperaturas de agua que oscilan entre 20 y 30°C. Temperatura encontrada en las aguas marinas al noreste de San Andrés.

Salinidad: Tienen su óptimo en el ámbito de 24 a 35 y tienden a presentar exfoliación cuando la salinidad se acerca a los extremos del rango de tolerancia.”

Sedimentos

Suficiente profundidad del sedimento y estabilidad física es la característica más importante del sustrato para su crecimiento y desarrollo. Los principales nutrientes que constituyen al material vegetal son carbono, nitrógeno y fósforo

El deterioro de las zonas costeras y el agotamiento de los recursos marinos se han puesto en evidencia a todo largo y ancho del planeta, las praderas marinas dada a su distribución situada en la interfase agua/tierra, comparte su ecosistema con el crecimiento exponencial de la población humana y consigo todos los efectos antrópicos que esto conlleva.  Además de esto también se ven afectados por el cambio climático global, especialmente con su relación con el incremento de la temperatura y su distribución en aguas poco profundas. La pesca de arrastre o con otras artes que afecten drásticamente la cobertura de pastos, las actividades náuticas con embarcaciones a motor a altas velocidades en zonas poco profundas. Los efectos antropocéntricos se pueden observar en acciones como el vertimiento de basuras sólidas, aguas domésticas sin tratamiento previo, residuos industriales, por otra parte los turistas al visitar estas zonas poca profundas pisotean la pradera de una manera incontrolada e inconsciente. También se puede denotar la tala indiscriminada en las cuencas de los ríos o alteraciones de sus cauces realizando una extracción excesiva de organismos.

También comentan que: ”En Colombia los pastos marinos son uno de los cinco ecosistemas marino-costeros estratégicos, junto con los arrecifes de coral, los manglares, los litorales rocosos y los fondos sedimentarios (playas o ambientes de fondos blandos)” (Melo, 2017)

En el transcurso de la salida se evidenció claramente la importancia de las praderas marinas, además de notar la conexión que estas tienen con otros ecosistemas marinos, como los corales, donde estos forman una barrera y logran  cambiar el dinamismo de la marea, volviéndola más leve. De esta forma se da una disponibilidad mayor para el crecimiento de pastos marinos en estas zonas litorales.

Bibliografía

Barrios, L., Díaz, M. y Gómez, D. (2003). Las praderas de pastos marinos en Colombia, estructura y distribución de un ecosistema estratégico. Medellin, Colombia.  

 

INVEMAR. (2004). Informe del Estado de los Ambientes Marinos y Costeros en Colombia.

Ospina, John Bairon. Palacio, Alberto. Vargas, Felipe. (2009). Revista Gestión y Ambiente. Estructura de las praderas de thalassia testudinum (bank ex konig, 1805). Volumen 12 ­ No. 3, Agosto a Diciembre de 2009, Medellín ISSN 0124.177X. pp 107­118.

 

Melo, O. (2017).  Pastos marinos, aliados contra el cambio climático. UN Periódico digital. Recuperado de:http://agenciadenoticias.unal.edu.co/detalle/article/los-pastos-marinos-de-san-andres-estan-sufriendo-de-estres.html

 

Sierra, O., Santos, A., Acero, A. (2012). Prospección ecológica del manglar y praderas marinas como hábitats de cría para peces arrecifales en San Andrés isla caribe insular colombiano. Boletín de investigaciones. Volumen (41(2)) pp. 375-378.

 

Jacobs, S.W.L., Less, D.H. AND Moody, M.L. (2006). Tropical Seagrass

Identification. http://www.seagrasswatch.org/id_seagrass.html

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s