Pastos Marinos en el archipiélago de San Andrés

Por :

Robinson Damián Díaz, Alvaro Javier Cabezas, Carlos Daniel Pérez, Juan Felipe Cadena

Para la definición de pastos marinos se cita a INVEMAR (Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras) donde explica:
“Los pastos marinos conforman el único grupo representante de las angiospermas marinas que ha evolucionado de tierra firme al mar y su adaptación al medio marino. Se trata de unas 57 especies de angiospermas (de las aproximadamente 250.000 existentes en toda la biosfera), agrupadas en doce géneros y cuatro familias (Kuo y Hartog, 2001), más una especie, género y familia adicional (Ruppia maritima, Ruppiaceae) de hábitos eurihalinos que oscilan desde aguas dulces a marinas (Short et al., 2001). Taxonómicamente no son pastos verdaderos. Son llamados así, debido a su similaridad morfológica con éstos y a su apariencia con los campos de césped cuando se desarrollan extensivamente. Otra característica que los hace parecidos es su dispersión por estolones. Su clasificación es estrictamente ecológica y la mayor parte de las especies pertenece a las familias Hydrocharitaceae y Cymodoceaceae.”

Pastos Marinos en San Andrés

Según Angel y Polonia en Barrios et al (2003):

 “Las 400 hectáreas estimadas [..] corresponden entonces a zonas vegetadas por pastos con coberturas mayores al 30% y con un área superior a 100m2 .La mayor parte de dicha extensión se distribuye en el interior de la cuenca de la laguna arrecifal, al este y norte de la isla, prácticamente desde la línea de costa hasta una profundidad de 12m. (p.41)

Donde el sustrato dominante es  arenas con granos medio gruesos y en algunas especies como la Thalassia los rizomas se fijan sobre escombros coralinos.

Tabla 1. Familias y géneros de pastos marinos encontradas en San Andrés.

Familia Genero Distribucion
Hydrocharitaceae Thalassia Circumtropical
Cymodoceaceae

(Potamogetonaceae)

Syringodium Circumtropical, Australia, Chile

Nota: Tabla tomada de “Las Praderas de Pastos Marinos en Colombia.pdf”, 2003.

Requerimientos Ambientales

Como muchos organismos las praderas o pastos marinos, crecen y se desarrollan bajos unas condiciones ambientales muy específicas según su especie o distribución espacial.

Luz :Necesitan una incidencia de luz aproximadamente de 15 a 30 % en los géneros de Thalassia y Syringodium, además de esto se desarrollan en aguas poco turbias donde reciben mejor los rayos lumínicos.

Temperatura :La Thalassia testudinum, Syringodium filiforme prefieren temperaturas de agua que oscilan entre 20 y 30°C.

Salinidad: Tienen su óptimo en el ámbito de 24 a 35 y tienden a presentar exfoliación cuando la salinidad se acerca a los extremos del rango de tolerancia.”

Sedimentos:Suficiente profundidad del sedimento y estabilidad física es la característica más importante del sustrato para su crecimiento y desarrollo. Los principales nutrientes que constituyen al material vegetal son carbono, nitrógeno y fósforo.

Distribución geográfica

Se tiene que tener en cuenta las corrientes ecuatoriales, las cuales van de este o oeste lo cual hace que más probable la migración en esta dirección. De igual forma como señala Barrios et al (2003) “la presencia de Halodule wrightii y Halophila baillonis en las costas del Pacífico de Nicaragua y México indica que se trata de poblaciones que fueron separadas de las del Atlántico en el Mioceno-Plioceno por el istmo centroamericano” (p.17) ratificando de esta manera que la separación se dio en Cretácico, ya que las plantas no tiene la capacidad de que sus semillas se  desplacen una cantidad tan grande de kilómetros, ni siquiera las especies con semillas flotantes como las Posidonia, Enhalus y Thalassodendron. En cuanto a la distribución actual, los pastos marinos se encuentran en la mayoría de costas tropicales y templadas de todos los continentes, excepto en la Antártida y en la mayoría de la costa occidental sudamericana, encontrándose solo en este último sitio la Heterozostera tasmanica en el litoral central Chileno. En el occidente tropical del océano atlántico se considera el segundo centro de fanerógamas marinas, luego de la región occidental indo pacífico.

Funciones Ecológicas

Pastos Marinos , aliados contra el cambio climático :

Artículo periódico digital Universidad Nacional

Las praderas de pastos marinos cumplen una importante función en el medio marino. Esto lo demuestra una publicación de la Universidad Nacional de Colombia sede Caribe donde explican que: “ Se trata de un conjunto de organismos con capacidad de hacer fotosíntesis, captar la luz del Sol para crecer y atrapar, por medio de sus hojas, el CO2, el cual es transformado en biomasa. Por ese proceso natural, las praderas acuáticas también son consideradas como importantes reservorios de carbono.”

También comentan que: ”En Colombia los pastos marinos son uno de los cinco ecosistemas marino-costeros estratégicos, junto con los arrecifes de coral, los manglares, los litorales rocosos y los fondos sedimentarios (playas o ambientes de fondos blandos)” (Melo, 2017)

 

Concorde a esto, en un “Atlas de peces marinos” Peces paradais (2017) dan a conocer a: “La familia Lutjánidae, Lutjánidos, son un grupo de peces integrado en el orden Perciformes, según el Sistema de Integración Taxonómica (ITIS) comprende 17 géneros y más de 100 especies”.

Problemáticas Ambientales

El deterioro de las zonas costeras y el agotamiento de los recursos marinos se han puesto en evidencia a todo largo y ancho del planeta, las praderas marinas dada a su distribución situada en la interfase agua/tierra, comparte su ecosistema con el crecimiento exponencial de la población humana y consigo todos los efectos antrópicos que esto conlleva.  Además de esto también se ven afectados por el cambio climático global, especialmente con su relación con el incremento de la temperatura y su distribución en aguas poco profundas. La pesca de arrastre o con otras artes que afecten drásticamente la cobertura de pastos, las actividades náuticas con embarcaciones a motor a altas velocidades en zonas poco profundas. Los efectos antropocéntricos se pueden observar en acciones como el vertimiento de basuras sólidas, aguas domésticas sin tratamiento previo, residuos industriales, por otra parte los turistas al visitar estas zonas poca profundas pisotean la pradera de una manera incontrolada e inconsciente. También se puede denotar la tala indiscriminada en las cuencas de los ríos o alteraciones de sus cauces realizando una extracción excesiva de organismos.

 

Bibliografia

 

Barrios, L., Díaz, M. y Gómez, D. (2003). Las praderas de pastos marinos en Colombia, estructura y distribución de un ecosistema estratégico. Medellin, Colombia.  

 

INVEMAR. (2004). Informe del Estado de los Ambientes Marinos y Costeros en Colombia.

Ospina, John Bairon. Palacio, Alberto. Vargas, Felipe. (2009). Revista Gestión y Ambiente. Estructura de las praderas de thalassia testudinum (bank ex konig, 1805). Volumen 12 ­ No. 3, Agosto a Diciembre de 2009, Medellín ISSN 0124.177X. pp 107­118.

 

Melo, O. (2017).  Pastos marinos, aliados contra el cambio climático. UN Periódico digital. Recuperado de:http://agenciadenoticias.unal.edu.co/detalle/article/los-pastos-marinos-de-san-andres-estan-sufriendo-de-estres.html

 

Sierra, O., Santos, A., Acero, A. (2012). Prospección ecológica del manglar y

praderas marinas como hábitats de cría para peces arrecifales en San Andrés isla caribe insular colombiano. Boletín de investigaciones. Volumen (41(2)) pp. 375-378.  

 

Jacobs, S.W.L., Less, D.H. AND Moody, M.L. (2006). Tropical Seagrass

Identification. http://www.seagrasswatch.org/id_seagrass.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s